• null

    Seguridad

    en cualquier trabajo en altura debe ser llevado a cabo por personal debidamente formado en materia de seguridad, manejo de equipos de protección y prevención de riesgos laborales. Los riesgos de trabajar sobre una cubierta no se limitan a la posibilidad de caída del propio operario, sino que incluyen también daños materiales y personales ocasionados en el interior del edificio por la caída de objetos a través de elementos débiles de la cubierta, tales como placas translúcidas o de fibrocemento. Por este motivo es fundamental que estas labores sean llevadas a cabo por personal cualificado, prestando especial atención a la señalización de las zonas de riesgo.

  • null

    Ahorro económico

    es un mantenimiento bien planificado permite prevenir averías más graves cuyo coste de reparación sea mucho mayor o que implique la paralización de la actividad que se desarrolle en el interior del edificio.

  • null

    Ahorro energético

    la limpieza de la cubierta no se realiza solo en los lugares de acumulación de suciedad y/o agua, en los canalones y bajantes, si no también, en la limpieza de las placas translúcidas y zonas sucias, que ocasionan un aumento en el consumo de electricidad por la poca visibilidad y el aumento en el gasto de aire acondicionado por pérdida de las cualidades de la cubierta.

  • null

    Evitar gastos inesperados

    en ocasiones los problemas se producen debido a la actuación de terceros sobre la cubierta sin un control adecuado que, o bien no sellan correctamente los pasos de sus instalaciones o incluso llegan a dañar componentes de la misma por el mero hecho de transitar sobre ella sin las precauciones necesarias. Realizar un diagnostico exhaustivo en el que se detecten estos daños para su rápida reparación, hace que evitemos males mayores y gastos inesperados que muchas veces son elevados.